El restaurante

 

Desde el aceite de oliva en exclusiva para freír, pasando por la leña, marcan la diferencia de nuestro restaurante, de cocina tradicional, con excelente materia prima, de elaboraciones sencillas, raciones medianas y respeto absoluto por el producto.

Los pintxos a la carta, demuestran la mayor honestidad, ya que se elaboran al momento, en exclusiva para el cliente.
Las carnes, como el txuletón a la leña, son nuestro máximo estandarte.
Los bacalaos, que también representan una buena parte de nuestra carta, son elaborados, muchos de ellos a la brasa, con recetas propias y auténticas.

Al NO ser una franquicia, nos podemos permitir elaborar menús concertados a gusto del cliente, adaptándonos a paladares y presupuestos.

Estamos en frente de un parque infantil, y disponemos de una pequeña zona para niños pequeños dentro del local, habilitada en invierno, lo que hace de nuestro restaurante un lugar ideal para familias.

Tenemos un menú diario, con platos caseros y guisos tradicionales, al medio día.

 

 

 

Nuestro trabajo y trato personal, han hecho estos años que nuestros clientes sean amigos.

¡Buen provecho!